miércoles, 28 de julio de 2010

CHILE: Declaracion,J.V. Bahia Inglesa

Hoy 28 de julio de 2010 tuvo lugar la reunión ordinaria de la COREMA de Atacama donde tenía que decidirse respecto de la calificación del proyecto de instalación de una central termoeléctrica en Punta Cachos, cerca de la Bahía Salado. Dado que ayer la Corte de Apelaciones de Copiapó ordenó no innovar en este caso, quedó en suspenso la decisión final de aprobación o no del citado proyecto. Los jueces ordenaron al SEREMI de Salud, Raúl Martínez, presentar en el plazo de diez días un informe detallado sobre el cambio de la nomenclatura de contaminante a molesto. La ex SEREMI de Salud, Pilar Merino, en noviembre de 2009 había determinado que la realización de esta termoeléctrica era contaminante.

El ambiente que rodeó la sesión de hoy estuvo marcado por un excesivo celo policial que impidió que la gran mayoría de los asistentes no pudiera ingresar al Salón de Actos, Carlos María Sagayo, situación que contradice abiertamente las disposiciones en cuanto a que la ciudadanía se implique a participar en eventos en que está en juego el medioambiente del borde costero (Ley 19 300 del medioambiente), la fuente de trabajo de los pescadores artesanales,la biodiversidad, la calidad de vida, el turismo y la calidad de los productos del mar que se transan en el mercado nacional e internacional.

Durante la sesión que duró dos horas, la presidenta de la COREMA, Ximena Matas, condujo la reunión de manera casi autoritaria llegando incluso a cortar el sonido de los micrófonos de algunos expositores. Se respiraba malestar en la sala donde, además, algunos miembros del CORE (CONSEJO REGIONAL) no pudieron expresar libremente sus puntos de vista sobre la manera de actuar seguida por la Intendenta. Las reglas del procedimiento de la reunión fueron confusas. Por ejemplo, varios de los dirigentes sociales presentes no tuvieron la autorización de tomar la palabra, a pesar de que con antelación se habían inscrito solicitando intervenir. Entre estas personas se cuenta a la Sra. Marta Torres, presidenta de la Junta de Vecinos de Bahía Inglesa,la sra.Elena Marin de la comunidad de Totoral y el presidente del partido comunista de atacama y otros. Al cierre hubo varios asistentes que manifestaron su descontento frente a la conducta de la Intendenta, como también del director de la CONAMA y del SEREMI de Salud Raúl Martínez.

Pensamos que frente a la magnitud de lo que está en juego con la posible instalación de la Central Termoeléctrica Castilla, los ciudadanos de Huasco, Vallenar, Freirina, Caldera y Copiapó deben movilizarse apoyando las iniciativas que tomarán los alcades de la Región de Atacama para parar la ejecución del proyecto de construcción de la termoeléctrica la cual dañaría de manera irreversible la calidad de vida, la belleza del lugar y la biodiversidad del borde costero de Atacama.

Declaracion, directorio junta de vecinos de Bahia Inglesa

Chile, Caimanes, Los sin agua